18 noviembre 2018

Calabaza. Otoño.

Sí, ya sé que estamos todos pensando en la Navidad pero por qué no disfrutar un poco más del otoño?

¿No tienes la sensación de que algunas estaciones pasan sin que nos demos cuenta de ello?

El año pasado hicimos unas calabazas con los espartos de aluminio, ¿lo recuerdas?



En esta ocasión mi decoración ha sido con corchos; sí, esos corchos que familia, amigos y conocidos, nos dan para hacer algo.


MATERIALES:

* 25 Tapones de corcho.
* Silicona caliente o  pegamento.
* Cutex.
* Fieltro.
* Pintura y pincel.

PROCEDIMIENTO:

Si tienes muchos tapones selecciona los que estén en mejor estado y,  si es posible, intenta que los agujeros que hizo el  sacacorchos queden todos hacia el mismo lado.


Si todos son de la misma marca (y esto ya es de nota) los pones en la misma dirección. Esto es un detalle que puede no tener importancia pero que estéticamente queda bien, aunque no hacerlo no significa que quede mal.



Cuando ya tengas los corchos en la posición empieza a pegarlos, primero fila a fila y después cada fila con la siguiente.


Pinta o colorea el lado de los corchos que no tenga imperfecciones.


Dale forma al corcho que pondrás en la parte de arriba.





Corta unos trozos de fieltro con forma de hojas, un  trozo de cuerda enroscadita hace de rabito,  pega y listo.


Nos hemos hecho una calabaza súper chula.





Una vez más me uno a la convocatoria de Anna, con su reto Aprendiendo de todo un poco y  el tema otoño, que siempre nos asegura buenos e inspiradores trabajos.





Llegados a este punto toca despedirse, espero que te haya gustado, también espero tus comentarios con todo el cariño del mundo, ya sabes que me hace mucha ilusión.



No olvides que puedes seguir mis trabajos en las redes sociales:

16 noviembre 2018

Decoración para Navidad.


Dos detalles para decorar la Navidad.




Ya no recuerdo cuando hice mi primer árbol libro, aunque en realidad fue de un catálogo de juguetes, me quedó precioso y fue tanta la admiración que me pasaba el día enseñando como hacerlo.


Después de tanto tiempo eso ya no tiene ningún misterio, ¿verdad?


Tenía muchas ganas de hacerlo con un libro entero, pero jamás con ninguno de los que tengo en la librería, por supuesto.



Así es que cuando me llamaron para decirme que estaban tirando libros en la biblioteca del trabajo.... ¿os imagináis lo que hice?



Lo tuve guardado, como tantas otras cosas, a la espera de su momento y ese momento fue cuando mi hijo me pidió una decoración para el aula del Consejo Rector, del que ahora forma parte.


Materiales:

* Libro para reciclar (en mi caso 600 hojas). Cuántas más tenga más apretadita será su apariencia.
* Papel decorado
* Lazos
* Estrella, corazón y cualquier cosa que te guste para decorar.
* Pegamento
* Tijeras

El papel: en mi caso son restos de papel pintado que guardé en su momento.

Procedimiento:

Hacemos tres partes iguales de las hojas que tenga nuestro libro. Esto es para que cuando esté terminado mantenga el equilibrio y no se vea desproporcionado.


En mi caso las hojas son de papel bastante grueso y he compensado el grosor quitando hojas cada cierto número, es decir por ejemplo: cada 7 hojas una.

Procedemos a doblar la parte central.
El principio es fácil pero a medida que avanzamos va resultando más complicado y requiere de fuerza para que las hojas entren bien y mantengan todas la misma linea.



El libro que he utilizado es de tapa dura lo que significa que la tapa tiene unos milímetros más que las hojas. Esto supone un problema de equilibrio que he solucionado de la siguiente forma.



Un trozo de cartón del tamaño exacto que pegamos a la tapa, (OJO, A LA TAPA) no a las hojas que quedaron sin doblar.

Esto es con el fin de poderlo guardar en una caja, doblando cómo ves en la imagen y sujetando con una goma. 



Cuando tengas todas las hojas dobladas pega el papel con el que vayas a decorar la parte posterior,(en este caso es uno de los restos de papel pintado). Quedará como un fondo especial para nuestro árbol. 

Ahora coloca una estrella; ya sabes que no hay árbol de navidad que se precie sin una estupenda estrella.


El resto queda a tu elección, pero te recomiendo que no lo recargues demasiado para que luzca mejor tu árbol de Navidad de papel.



La tapa la he pintado, pero también puedes forrarlo con un papel bonito.

El segundo  papel pintado es imitación de corcho, me parece tan cálido y acogedor.... además tanto la textura como el color es muy apropiado para el invierno.

Bien combinado puede resultar muy bonito. ¿Qué es lo que hice yo? Pues buscando, buscando, encontré este corazón de madera que ves en las fotos y que he forrado con el papel.


Ahí lo tienes, cálido y hecho con un material muy navideño, cuya base es papel.



Hice unos corazones más pequeños, estos son para  el bote que albergará una vela. 


Lazos y bolas en color ocre.



Hemos realizado dos decoraciones navideñas en las que no hemos gastado nada, hemos reciclado y utilizado restos de decoraciones de otros años, perfecto, ¿no te parece?






Llegados a este punto toca despedirse, espero que te haya gustado, también espero tus comentarios con todo el cariño del mundo, ya sabes que me hace mucha ilusión.



No olvides que puedes seguir mis trabajos en las redes sociales:

18 octubre 2018

Reciclar cuadro corcho.



Lo mejor de mi Handmade

Seguramente conocéis el reto Handmade y muchas de vosotras habéis participado, yo es la primera vez que me uno y siguiendo con las normas del reto, para esta ocasión, mi publicación más popular del pasado año fue la que a continuación volvemos a ver.

También coincide que es una de las que más me gustó realizar, y porqué te preguntarás, todos los elementos utilizados fueron reciclados 100 por 100.

También era la primera vez que me atrevía a hacer este tipo de trabajos y el resultado me sorprendió y me agrado.


Vamos a recordarlo: 





Materiales:

Estos son lo materiales que necesitas.



El soporte de corcho es una bandeja de pescado, aquí nada se tira y menos cuando tiene tantas posibilidades, no crees?

También para el nido:




Procedimiento:


El primer paso es recortar la servilleta y pegarla.



Como el tema era Pascua, yo elegí unos motivos de flores y pájaros.


Integrar el motivo:

para ello pinturas de colores adecuados al motivo, aplicada con esponja y con pequeños toques, algo más suaves en el propio contorno de la servilleta.


Para rematarlo una servilleta pegada en el borde que asemeja una cenefa.


Realización del nido:




El soporte es la copa de una huevera, ya sabes como me gusta trabajar éste material.

Dada su forma curva es ideal para el nido, pegamos la cuerda de yute y tendremos un nido precioso.

Recortamos el sobrante, si consideras que el tamaño lo requiere, en mi caso así fue.





Elegimos un palito que haga de soporte y lo pegamos.



Lo colocamos en su sitio, también pegado con silicona.



Bueno es cierto que el huevo queda un pelin grande, que digo un pelin, es como si a una gallina le colocamos un huevo de dinosaurio.... pero es lo que tenía más darle realismo a la foto.



De cerca para que aprecies el motivo.



Ya solo me queda contarte que seguro que el reto estará muy concurrido, es una gran convocatoria y el éxito esta asegurado ya que es una recopilación de lo mejorcito.


Celebracion del Dia Internacional del Bloguero del Hecho a Mano



Llegados a este punto toca despedirse, espero que te haya gustado, también espero tus comentarios con todo el cariño del mundo, ya sabes que me hace mucha ilusión.



No olvides que puedes seguir mis trabajos en las redes sociales:

15 octubre 2018

Decoración Otoño. Reciclado. Diy



Llega el otoño y  es sin duda una estación muy especial por todo el colorido que podemos encontrar por donde miremos. Si tenemos la suerte de vivir en el campo o nos alejamos un poco de nuestra ciudad podemos disfrutar de una gama completa de colores cálidos de la que quizás no podamos hacerlo en ningún otro momento del año. 

Ha pasado un mes de el último Aprendiendo en el que El Blog Mira-Mira nos propuso "Diy tema letras.

Os prometo que nada se me ocurría y como el que no quiere aquí estamos una edición más, y es que siempre es un placer quedar con las amigas aunque sea de forma virtual.


MATERIALES:

* 4 Botes de conserva
* 4 Pinturas en los colores otoñales
* Pincel esponja
* Tela arpillera o de saco
* Trozo de cuerda
* Plantilla 
* Pistola silicona o pegamento

Procedimiento:

Tras la limpieza de los botes los pintaremos, y estos son los colores elegidos.




Los pintamos por la parte de dentro, así quedará la pintura más protegida y brillante, que aunque se lleva mucho el mate no puedo resistirme a los brillos.







Mientras seca la pintura vamos cortando los trozos de tela de la medida de la circunferencia del bote.




La cortamos siguiendo el hilo y después la deshilachamos un poco.

Tras esto toca estarcir nuestras letras, yo he elegido FALL (otoño)




Nos aseguramos de que la pintura esté seca y pegamos la tela al bote con unos puntos de silicona.



Un trozo de cordel al cuello y nuestros botes, reciclados, están listos para decorar cualquier cálido rincón.




Todo preparado  para unirme a Anna, muy especialmente hoy que demuestra ser una mujer fuerte haciendo frente a la pena y siguiendo sin decaimiento. 





Llegados a este punto toca despedirse, espero que te haya gustado, también espero tus comentarios con todo el cariño del mundo, ya sabes que me hace mucha ilusión.



No olvides que puedes seguir mis trabajos en las redes sociales: